POR TERESA SUÁREZ
CANCÚN

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente levantó hoy jueves lo sellos de clausura impuestos a la construcción del Arco Norte que promovió la Secretaría de Infraestructura y Transporte de la entidad por violentar los reglamentos al hacer los trabajos sin tener permisos en materia de impacto ambiental, así como del cambio de uso de suelo forestal.

Guy Adrián Piña, Encargado del Despacho de la Profepa, comentó que el Gobierno del Estado ya pagó la multa correspondiente por 400 mil pesos, pero que junto con las obras que había hecho otra empresa al inicio de esta magna obra, en total se pagaron a la Dependencia Federal un promedio de 600 mil pesos por no cumplir con los trámites para hacer este proyecto.

Compartir