Por Rafael Acevedo

Cozumel, Q. Roo.- Derivado de la pronta intervención de agentes investigadores de antisecuestros de la Fiscalía General del Estado, lograron evitar que un comerciante depositara 300 mil pesos por el supuesto secuestro de su hija, misma que se encontraba en un hotel del estado de Pachuca.

El padre de la víctima recibió varias llamadas telefónicas y mensajes para extorsionarlo donde le exigían la cantidad de 300 mil pesos, para el rescate de su hija, sin embargo, la familia solicitó la intervención de los agentes de la policía ministerial adscritos a la Fiscalía Especializada en Investigación al secuestro en coordinación con el C-4 de Quintana Roo.

El agraviado informó que recibió llamadas a su celular del número telefónico 8182042841, el cual al ser ingresado a la base de datos arrojó que de ese número se ha realizado extorsión desde el penal de Altamira Tamaulipas.

Posteriormente el fiscal del ministerio público le indicó al agraviado, mandarle un mensaje a su hija para decirle que saliera del hotel, pues no había peligro, por lo que víctima salió y al llegar a su centro de trabajo habló con sus familiares para decir que se encontraba bien , así la fiscalía evitó que el agraviado depositara dicha cantidad.

Te puede interesar:   Sigue encallado velero en Cozumel

La FGE reafirma el compromiso de procurar atención pronta a las víctimas de delitos y hace un llamado a la comunidad para evitar este tipo de llamadas, además de mantener la calma, identificar el número de la llamada, colgar de inmediato y denunciar a través del número de emergencia 911.

Compartir