EUA.- El presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, agradeció al líder ruso, Vladimir Putin, la carta de felicitación navideña recientemente enviada en la que le expresa sus deseos de “restaurar un marco de cooperación bilateral” para asegurar “la estabilidad y seguridad del mundo moderno”.
En un comunicado, Trump agradece a Putin la felicitación navideña y destaca que los pensamientos expresados en la carta son “tan correctos”.
“Espero que ambas partes seamos capaces de estar a la altura de esos pensamientos y no tengamos que recorrer un camino alternativo”, señaló Trump, que pasa estos días festivos en su club privado Mar-a-Lago, en Palm Beach, al norte de Miami en Florida.
En la carta, enviada el pasado 15 de diciembre al magnate republicano, Putin resalta la importancia de restaurar las relaciones bilaterales ante los serios desafíos globales y regionales que ambas naciones han tenido que afrontar en años recientes.
“Espero que, una vez que asuma la Presidencia, seamos capaces, actuando de manera pragmática y constructiva, de dar pasos reales para restaurar el marco de cooperación bilateral en diferentes áreas”, resalta la carta de Putin.
Un marco de relaciones bilaterales que, apuntó el presidente ruso, se debe dar en el ámbito de la cooperación y en un “escenario internacional a un nivel cualitativamente nuevo”.

La carta se despide deseando al presidente electo estadounidense y a su familia sus mejores deseos de salud, felicidad, bienestar y éxito.
La publicación de esta carta llega después de que el Kremlin criticara la mala relación que han mantenido con Washington durante la Presidencia de Barack Obama.
En una rueda de prensa, Putin destacó hoy que Trump ha sabido captar el sentir del pueblo de su país y restó relevancia a las palabras del magnate sobre la necesidad de fortalecer la capacidad nuclear de Estados Unidos, pues, afirmó, los medios ofensivos nucleares rusos son capaces de superar actualmente el escudo antimisiles.
Esta alabanza de Putin se suma a la buena sintonía mostrada entre los dos líderes, que se han elogiado mutuamente en los últimos meses.
A este aparente clima de cordialidad hay que agregar la elección de Trump como secretario de Estado de Rex Tillerson, jefe ejecutivo de la petrolera ExxonMobil y con probados vínculos con Moscú.

Compartir