POR ROBERTO MEX CHIMAL
KANTUNILKÍN

Siguen las quejas en contra del personal del módulo del Instituto Federal Electoral que llega a la cabecera del municipio Lázaro Cárdenas y que para variar hoy jueves arribó con más de dos horas de retraso.

Los habitantes que acudieron hoy a realizar algún trámite afirmaron que el personal los trata prepotente, al grado de que tan solo por acudir a pedir alguna información arremeten con regaños.

Las personas recordaron que para poder ser atendidos se ven en la necesidad de acudir desde las cinco de la mañana para hacer fila a fin de ser los primeros, pero en ocasiones por la falta de un documento no los atienden y al regresar de nuevo tienen que formarse en espera para ser atendidos.

De hecho hasta representantes poblacionales han sufrido en carne propia los desaires del personal, tal y como sucedió ayer de nueva cuenta. Habitantes del poblado La Esperanza dijeron que llegaron a temprana hora a esta ciudad para realizar un trámite en el módulo, pero fue hasta las diez de la mañana cuando llegó el personal del módulo.

Ante ello consideraron que el IFE debiera tomar en cuenta instalar un módulo fijo en esta ciudad para así evitar que pasen peripecias, tanto los habitantes como el personal que se desplaza desde Playa del Carmen para atender a los potenciales votantes de este municipio.

Compartir