Por Juan Ojeda
José María Morelos, Q. Roo.- Cinco familias del poblado Venustiano Carranza estuvieron a punto de ser evacuados luego de que por escurrimientos casi se inundaban tras el paso de la tormenta “Franklin”, por fortuna, la comunidad se organizó y creó grietas o drenajes provisionales de casi un metro sobre las principales calles a fin de que fluyera parte del agua que hasta este miércoles se filtraba como corrientales.

Filiberto Pacheco Chuc, delegado del poblado en mención, indicó que el agua alcanzó 70 centímetros y temían a que aumentara, toda vez que las lluvias no paraban y el nivel de una laguna situada a escasos kilómetros de la localidad subió un metro más de lo normal, no obstante, rompieron tres principales arterias que permitieron el vital líquido se dispersara, aunque algunos predios no se salvaron de los encharcamientos.

En la comunidad las familias al ver llegar a las autoridades optaron por llevarlas hasta sus hogares, muchos aún bajo agua y con necesidad de pavimentación.

Afortunadamente no se llegó al grado de activar refugios anticiclónicos pero sí poco más de 50 familias se mostraron atemorizadas y vivieron en peligro durante la noche de este martes y parte de este miércoles.

En este mismo sentido, las autoridades municipales hicieron entrega de despensas y cobertores a las familias de las comunidades como Venustiano Carranza y Plan de la Noria Poniente.

Saldo blanco por inundaciones

Te puede interesar:   Desdeñan autoridades parques infantiles rurales

Saldo blanco en las zonas de peligro del municipio de José María Morelos propensas a inundaciones por aguas de otros Estados, luego del paso de fenómeno natural Franklin, dio a conocer el director general de Protección Civil en el Estado Adrián Martínez Ortega.

El funcionario estatal observó que no representan peligro grave algunos cruces de agua naturales, los corrientales al parecer no provienen del Estado de Campeche, sin embargo, en el poblado Venustiano Carranza estarán notificando a la CAPA para poner en marcha trabajos de drenaje pluvial.

En el caso del camino de terracería que conduce al poblado Nuevo Cunduacan, dijo que se trata de un cruce de agua natural que por fortuna no alcanzó niveles que impidan el acceso de vehículos, pero estarán invitando a las cuatro familias que habitan en la localidad, para ser trasladados al poblado Plan de la Noria Poniente.

Afirmó que se les dará atención a las familias de estas dos rutas, por lo pronto, enviarán brigadas de salud a fin de contrarrestar el tema de los moscos, porque a raíz de las fuertes lluvias, hay registro de brote masivo de vectores.

Finalmente, Martínez Ortega dijo que por fortuna no hay daños colaterales en viviendas, lesionados, solo predominó el peligro, pero procurarán darle la atención que requiere, como parte de la intención del Gobernador del Estado, Carlos Joaquín González.

Compartir