POR GENER CORONA
CHETUMAL

A partir del lunes iniciará el proceso de verificación para comprobar si se han solventado las anomalías en los ocho negocios que fueron clausurados debido a la falta de condiciones para su operación y porque representaban un riesgo para la salud de los consumidores.

De acuerdo con la Cofepris, son cinco plantas purificadoras del municipio de Bacalar y tres de Othón P. Blanco las que serán objeto de esta segunda supervisión, toda vez que sus propietarios aseguran que ya corrigieron las inconsistencias que fueron señaladas por la Secretaría Estatal de Salud.

Hay que destacar que si el personal de la Cofepris considera que las anomalías aún persisten, no se retirarán los sellos de clausura para esas plantas purificadoras.

También se ha informado que antes de que concluya el mes se realizará un operativo de supervisión pero en todas las plantas purificadoras del Estado a fin de comprobar que estén cumpliendo con las normas sanitarias.

En este sentido, se ha dejado en claro que no habrá tolerancia y que se aponen riesgo la salud de los consumidores.

Compartir