Por Edmundo Hernández.
Mérida, Yucatán. 20 de Junio del 2013.

Como todos los días laborales, Rosa Elena Presuel Orozco, mujer policía de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), se levantó desde muy temprano, se despidió de sus hijos y salió rumbo a su centro de trabajo en la Base del Sector Oriente de la corporación, sin saber que en el inicio de su jornada estaría el Gobernador Rolando Zapata Bello.

Minutos después de las ocho de la mañana y justo después del cambio de turno, el mandatario estatal arribó a esas instalaciones de la SSP en el Oriente de esta capital para recorrer el edificio, dialogar con los agentes y conocer sus principales requerimientos, así como constatar las labores de prevención y reacción que los elementos realizan para salvaguardar a la población.

Madre de tres hijos y con 13 años en la corporación, Rosa Elena se encontraba en la Comandancia de Cuartel de la Base lista para iniciar sus labores como rad operadora, cuando hasta ese área llegaron el titular del Poder Ejecutivo y el secretario de Seguridad Pública, Luis Felipe Saidén Ojeda.

“La vida del policía no es fácil, a diario ponemos en riesgo nuestra integridad y sacrificamos tiempo con nuestras familias, pero lo hacemos porque amamos esta profesión y tenemos la vocación de servir a la ciudadanía. Gracias por apoyarnos y qué bueno que viene a ver que los policías sí cumplimos con nuestro deber”, expresó la mujer ante el mandatario y el jefe policíaco.

Durante su estancia en la Base Oriente de la SSP, el Gobernador realizó un recorrido por los dormitorios, la sala de capacitación, el comedor, el área médica, el patio de maniobras y la armería, en donde constató sus requerimientos de infraestructura y equipamiento.

Desde este sitio a diario salen 40 patrullas y camionetas de la dependencia para realizar tareas de vigilancia en aproximadamente 60 colonias, escuelas y zonas comerciales, comprendidas en el cuadrante que va desde la avenida Yucatán hasta la Leandro Valle, de Oriente a Poniente, y de la calle 50 del Centro hasta el Anillo Periférico, cubriendo con retenes las salidas a Tixkokob, Motul y Teya.

En esta comandancia, a cargo del director Carlos Xool Sosa, laboran un total de 187 agentes, divididos en dos turnos con jornadas de 24 horas cada uno, cuatro de ellos son mujeres, incluyendo a Rosa Elena, quien también se ha desempeñado como patrullera durante su trayectoria.

“Tengo 13 años de pertenecer a la corporación, soy divorciada y por muchos años tuve que vivir en lugares rentados, hasta que hace poco alcancé mi casa en el fraccionamiento Santa Cruz Palomeque. La profesión es dura, pero mis hijos lo entienden y me motivan a seguir, además los compañeros también nos apoyan mucho”, comenta Presuel Orozco, de 41 años de edad.

A su vez, Xool Sosa, quien tiene 18 años de carrera en el SSP, señala que la zona es bastante tranquila y que se mantiene una interacción constante con los habitantes, lo que ha permitido mantener segura el área y organizar más de 90 comités de policía vecinal en diversas colonias de la zona.

Hemos trabajado de manera constante y sin bajar la guardia, lo que nos ha ayudado mucho es que la gente es muy participativa, denuncia, aporta datos y confía en nosotros, eso es muy importante para desempeñar nuestra labor, porque no es sólo tarea de las autoridades, sino que todos estamos involucrados, manifiesta el comandante, quien es egresado de la primera generación de la Academia de Policía “Luis F. Sotelo Regil” y de la Policía Turística.

Además de tener una gran responsabilidad como director de la Base Oriente, Carlos combina su labor con el compromiso de atender a su familia y terminar la Licenciatura en Derecho, de la cual cursa actualmente el sexto cuatrimestre en la Universidad del Sur.

Sin duda alguna, quienes nos dedicamos a este trabajo tenemos que sacrificar muchas cosas, pero lo hacemos con mucho gusto, porque para nosotros es un honor servir a los ciudadanos y a diario damos lo mejor, agrega Xool Sosa mientras despide al Gobernador luego de un recorrido de casi una hora por esta comandancia.

Compartir