Por Abraham Cohuo
Chetumal

Filiberto Tec Canche, presunto responsable del accidente vehicular ocurrido el pasado domingo en la carretera Chetumal – Escarcega, cerca de la comunidad de Morocoy, en el que perdieron la vida Marcelino Hernández García de 26 años y su hijo Paul Hernández Sánchez 7 años recuperó su libertad mediante el pago de una fianza de 204 mil pesos que deposito ante el agente del Ministerio Público del Fuero Común. Mientras tanto en el Hospital General de Chetumal continúan internados Alfredo, Hersón y Nidia Sánchez León, quienes fueron lesionados en este mismo accidente.

Compartir