Por Abraham Cohuo
Chetumal

Los rateros de automóviles dieron dos nuevos golpes esta madrugada en la capital del Estado, llevándose dos unidades compactas a los cuales los despojaron de los equipos de sonido, llantas de refacción y batería, para posteriormente dejarlos abandonados en colonias diferentes de la capital. El primer vehículo fue robado del estacionamiento de SINTRA y es propiedad de Fátima Cupul Azcorra y el segundo en el fraccionamiento Almendros propiedad de María Puente Bernal.

Compartir