Por Eduardo Cocom
Isla Mujeres, Q. Roo.- Integrantes de la “Cooperativa Caribe” recuperaron por la fuerza su palapa frente al mar, aseguran que su arrendatario pretendía despojarlos de la propiedad.

Felipe Trejo, dirigente de la cooperativa afirmó que la palapa se la habían dado en renta a Miguel Trejo Manzano quien operaba el restaurante “Mininos”, sin embargo éste abusó de su confianza ya que incluso puso a su nombre la concesión de la zona federal sin el consentimiento de la cooperativa.

Explicó que esto ocurrió de manera por demás extraña pues ya existe una concesión a nombre de los pescadores.

Ante el temor a perder el patrimonio de los 31 socios de la cooperativa es que tomaron la decisión de bloquear el acceso al restaurante.

Compartir