Por Edmundo Hernández.
Mérida, Yucatán. 29 de Abril del 2013.

Ante el inicio de la temporada de captura de pepino de mar, el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY), dispuso tres ambulancias para la atención inmediata de pescadores con problemas de descompresión, informó el titular de esta dependencia, Jorge Eduardo Mendoza Mézquita.
Asimismo, anunció que estará disponible la Cámara Hiperbárica del Hospital General “Dr. Agustín O’Horán”, para asistir a cualquier persona en el momento que así lo requiera.

“Por instrucciones del Gobernador Rolando Zapata Bello se establecieron estas unidades, para así cubrir el litoral yucateco y ante cualquier eventualidad que pudiera surgir, implementar todas las medidas de seguridad”, aseveró.

Las ambulancias de auxilio estarán dispuestas en Celestún, Dzilam de Bravo y Progreso, con paramédicos que atenderán los casos de descompresión que se pudieran registrar, y de manera inmediata, trasladar al paciente hasta al nosocomio para su atención.

“La SSY le apuesta a la prevención de problemas cerebro vasculares originados por el buceo así como a la atención inmediata a los pescadores”, resaltó el funcionario.

El operativo estará vigente a partir de este domingo y hasta el próximo 14 de mayo, tiempo establecido por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) para la captura del pepino café (Isostichopus badionotus).

Por su parte, el responsable de la Unidad de Medicina Hiperbárica del Hospital “Dr. Agustín O’Horán”, Ernesto Cuauhtémoc Sánchez Rodríguez, comentó que son diversas las recomendaciones que los pescadores deben tomar en cuenta antes de la inmersión, durante el buceo y al finalizar la actividad, para prevenir problemas de salud, que pongan en riesgo su integridad.

Se recomienda que la primera inmersión debe ser profunda y tener una duración de una hora. La segunda, de preferencia, debe tener menor profundidad y prolongarse durante 30 minutos, es decir la mitad del tiempo que dure la primera. El proceso completo, debe tener un máximo de dos horas “Los pescadores deben tener en cuenta que entre más profundo, menos tiempo debe uno de estar, pues lo más importante es la salud de las personas”, sentenció.

Comentó que nunca es recomendable el ascenso súbito, sino que debe realizarse de manera gradual, de preferencia en un lapso de 10 minutos. De la misma manera, dijo, los buceadores tienen que evitar el consumo de comida grasosa y de bebidas embriagantes, previo a las actividades. “El pescador, en todo momento, debe evitar que se acabe el combustible, pues el ascenso es paulatino, por tal motivo debe prevenirse un abasto adecuado que evite ascensos súbitos”, agregó. En cuanto a las señales de descompresión enunció que son variables, incluyendo manchas en la piel, hormigueo en las manos y pies, dolor en las articulaciones, pérdida de la audición, mareo, dolor agudo de cabeza y parálisis en las extremidades inferiores, entre otros.

“Tienen que estar pendientes de la sintomatología, para tener una atención oportuna que le pueda evitar daños severos”, concluyó.

Compartir