Por Roberto Mex
Kantunilkín

Los cincos peloteritos de Lázaro Cárdenas que integraron parte de la selección de Quintana Roo que el pasado fin de semana regresó de un nacional interligas celebrado en el Distrito Federal cumplieron con la encomienda.
Irving Osorio se desempeñó como lanzador, segunda y tercera base; Hanssen Cauich jugó los jardines, Ramón Baas escaló también la loma y los jardines; Misael Mex jugó igual como lanzador y primera base; en tanto Diego Mex, patrulló.
Los cinco se vieron bien a la defensiva, en tanto Diego lució en grande con el madero en los últimos dos partidos, luego de recuperarse de un ligero mal de un día anterior, en tanto los demás colaboraron para quedarse en el segundo sitio del torneo. Pero no todo fue color de rosa para los futuros talentos lazarocardenses, ya que Misael registró el único descalabro del selectivo, tras abrir en un mismo día dos partidos, luego de lucirse en la loma ante la liga Lindavista, a quien vencieron 9-2, ya no pudo ante la Maya.
De los cinco, Diego tendrá la oportunidad de repetir el próximo año en la categoría 9-10, en tanto los demás pasarán a la siguiente de cara a las olimpiadas nacionales en donde el nivel de competencia es más exigente. Los padres de familia agradecieron el apoyo del presidente municipal, Clementino Angulo Cupul, por apoyar a los niños con el costo de los pasajes, ya que por tratarse de un torneo de invitación los gastos corrieron a cargo de los padres; es decir en esta ocasión los papás solventaron comida y hospedaje durante el evento celebrado del 24 al 31 de julio pasado.

Compartir