Por Rafael Acevedo

Cozumel, Q. Roo.- Realizan cambio de director del Centro de Reinserción Social (Cereso) en Cozumel; Jaime Elí Ibáñez de la Cruz es quien a partir de este martes ocupa dicho cargo, en sustitución de Carlos Martínez Martínez; dicho enroque fue realizado por la subsecretaria de Ejecución de Penas de la Secretaría de Seguridad Pública en el estado, María Mayela Almonte Solís, quien anunció que el penal tendrá una inversión de alrededor de 10 millones de pesos en remodelación del lugar y adquisición de equipo diverso en materia de seguridad.

La subsecretaria comentó que el relevo de Carlos Martínez se lleva a cabo como parte de las rotaciones de mandos, ya que éste ahora ha sido nombrado director de Ejecución de Penas en la ciudad de Chetumal, dejando en su lugar a Jaime Ibáñez de la Cruz, quien ha ocupado el cargo de director de diversos reclusorios en el país y por ende cuenta con vasta experiencia en el ramo.

Por otra parte, como parte de las medidas de reforzamiento de la seguridad en el interior del Cereso, a consecuencia de diversas quejas que se han presentado en el interior del recinto y en el que se comenta que se introducen objetos prohibidos, tales como celulares, entre otras cosas, Almonte Solís manifestó que en breve se estarán colocando arcos detectores de metales, bandas de rayos X para revisión de bultos y demás objetos.

También, declaró que el personal del penal será revisado al entrar y salir de su turno, esto con la finalidad de no introducir objetos prohibidos que puedan llegar a manos de los reclusos. “No solamente la visita tiene que pasar por revisión física, sino también el personal, y eso se los acabo de decir en la reunión que tuvimos”, aseveró.

Te puede interesar:   Preparan ‘blindaje’ a Cozumel

Además, María Mayela Almonte Solís, explicó que también se llevarán a cabo obras de ampliación de las instalaciones, remodelación y ampliación de algunas zonas para los internos, que actualmente son 103 hombres y siete mujeres, mismos que están separados en diversas áreas; cuya obra civil deberá estar iniciando este mismo mes, mientras que la compra del equipamiento ya fue hecha; todo de acuerdo al proceso de certificación que el Cereso está realizando.

Detalló que la ampliación del Cereso consistirá en una nueva área para albergar a 40 reclusos, zonas deportivas, de convivencia familiar; además de la rehabilitación de lo que ya está construido.

Agregó que es posible que para el mes de enero se traiga maquinaria de algún tipo de industria, con la finalidad de que los internos cuenten con un trabajo que a su vez sea remunerado, cumpliendo con el eje de capacitación y trabajo que demarca el sistema penitenciario, para que cuando tengan su libertad cuenten con una forma de auto emplearse o conseguir trabajo en el ramo en el que laboraron mientras estaban privados de su libertad.

Compartir