POR ROBERTO MEX CHIMAL
KANTUNILKÍN

En tanto las autoridades educativas del Estado hacen llamados para evitar el consumo de la llamada comida chatarra, el DIF local comenzó a repartir los desayunos escolares a escuelas de educación básica y del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe).

Hoy viernes fue el turno de las escuelas primarias de la cabecera municipal, donde el personal de la institución con apoyo de maestros distribuyó los desayunos escolares en su modalidad de fríos que consistieron en 17 cajitas de leche, cuatro de sabores, seis cacahuates, once galletas y cereales. Los pagos que realizan los padres de familia son simbólicos, ya que únicamente desembolsan diez pesos por todo el paquete que reciben.

Las maestras hicieron un llamado a las madres de familia para diseñar alguna estrategia para hacer que los hijos consuman la leche, ya que hay algunas que no adquieren los desayunos escolares con el alegado de que no les gusta a los educandos.

Por ejemplo consideraron que si a los hijos no les gusta la leche pura pudieran hacer los llamados saborines, combinarla con chocolate ó elaborar quesos napolitanos, pero el caso es que se consuma leche dentro la dieta de los infantes.

Compartir