POR JOSÉ SÁNCHEZ
COZUMEL

Aunque ya esta concluida la obra civil del nuevo rastro municipal que se edificó en la zona industrial de esta isla, aun falta parte del equipamiento de las diferentes áreas de matanza

Martín Luna Álvarez, administrador de rastros especificó que en la primera etapa se invirtieron cinco millones de pesos para la construcción de la zona de básculas, corrales, baños y oficinas administrativas.

La segunda etapa, en la que se invierten unos diez millones de pesos, ya lleva un retraso de ocho meses, incluye el equipamiento para la operación de este centro de matanza que se encuentra en un amplio polígono al sur oriente de la ciudad, conocido como la zona industrial de Cozumel.

A principios del año pasado, el propio Luna Álvarez indico a los medios de comunicación que en junio de 2010 se entregaría la obra para su funcionamiento, y que el Ayuntamiento estaba comprometido a destinar los recursos para la conclusión de la obra.

A escasos 30 días de concluir el presente trienio, ni siquiera se tiene agendado la fecha de inauguración, a pesar que la obra civil se concluyo desde mediados del año pasado.

El rastro que aun esta en operaciones resulta inoperante ya que este inmueble se encuentra ya en la zona urbana, rodeado por las colonias Miraflores y Nueva Generación.

Compartir