POR JOSÉ SÁNCHEZ
COZUMEL

Tras establecer el punto de acuerdo de modificar el Reglamento municipal de transporte de pasajeros en el municipio de Cozumel, la comuna determinó que a partir de este lunes cuatro de abril, dejarán de operar las calesas en esta ciudad. Aunque para algunos grupos, sobre todo organismos protectores de animales, la medida es demasiado tardía para quienes se dedican a esta modalidad del transporte turístico representa un duro revés económico para quienes tienen en esta actividad su única fuente de ingresos.

Algunos empresarios y trabajadores de estos vehículos de tracción animal, una posible solución para no afectar a las familias que dependen de este ingreso, seria solicitar la modificación de sus concesiones y en vez de utilizar caballos como tracción, lo hagan de otra manera, aunque esto implicaría solicitar ante las autoridades del transporte la modificación de las concesiones.

Apenas en la pasada sesión ordinaria de Cabildo, el regidor Reyes Alberto Cabrera Sánchez, presentó el punto de acuerdo para modificar el reglamento municipal para adecuarlo a la Ley de Bienestar y Protección Animal del Estado de Quintana Roo, que desde abril del año pasado prohíbe expresamente la circulación de vehículos de tracción animal en vías asfaltadas.

Compartir