Tras la consignación de Fernando Sánchez Velasco alias “el negro”, Ivan Lizalde Santiago alias “Ivan” y Gerardo Barbosa Zamudio alias ”wero” por el delito de robo calificado, la procuraduría de justicia a través del trabajo de investigación la policía judicial cuenta con información sobre la posible identidad de algunos líderes de la banda del mazo que participó en el robo a dos joyerías en Quintana Roo.

El apoderado legal compareció ante el ministerio público del fuero común la tarde del martes para dar a conocer el monto total de lo robado, que corresponde a los 18 millones 593 mil 733 pesos por el robo de 104 relojes

Así mismo, se lograron recuperar 25 relojes que traía consigo uno de los detenidos, con valor de cuatro millones 757 mil 088 pesos.

En su declaración ministerial, los tres inculpados aceptaron haber viajado el miércoles cinco de marzo a la ciudad de Cancún procedentes de Ciudad de México. Así mismo dijeron haber tomado un taxi hacia la terminal de autobuses en Playa del Carmen y ser recibidos por “El tlacuache”.  Manifestaron que la primera noche se hospedaron en un hotel frente a la terminal de autobuses y que al día siguiente fueron trasladados a una casa en Playacar, en donde se hospedarían hasta el día del atraco.

Dijeron que al llegar al domicilio, se percataron de la presencia de otras doce personas, entre ellas dos mujeres.

Los tres aceptaron haber participado en el robo, incluso mencionan que conocieron a personas con los apodos de “samy”, ”asepxia o cacarizo”, “piraña”, “wero o pollo”, “pierrot” y “avis” hasta que llegaron a la casa de Playacar.

Fernando Sánchez Velasco manifestó ser detenido en uno de los retenes, ya que intentó darse a la fuga abordando un taxi con dirección a Cancún y en posesión de una pistola tipo escuadra además de 25 relojes. También confesó haber participado en el robo a una joyería en Los Cabos, Baja California Sur, por el que le iban a pagar 50 mil pesos, aunque asegura nunca haber recibido ese dinero.

Ivan y Gerardo fueron detenidos instantes después del atraco, a unas cuadras de la joyería en posesión de un revólver y una pistola tipo escuadra respectivamente. Ambos se deshicieron de las bolsas que contenían los relojes aventándolas a la calle mientras corrían.

De acuerdo al trabajo de inteligencia realizado por la policía judicial, se determinó que cerca de 25 personas se hospedaron en el mismo domicilio en el complejo Playacar, que posteriormente fueron divididos en células de doce personas, albergados en plantas distintas del domicilio ya que los detenidos manifestaron conocer únicamente a quienes eran parte de su grupo de hospedaje.

La policía judicial determinó que el costo de operación por cada atraco asciende a los 300 mil pesos en efectivo, que financiaban boletos de avión,  transporte terrestre, hospedaje en hoteles, alimentación, renta de vehículos, renta de domicilios y gastos de diversión.

Así mismo se logró ubicar que una mujer a quien apodan “Lety” fue quien rentó la camioneta tipo Sienna en Cancún  que participó en el atraco en la joyería de Playa del Carmen, así como ser quien renta la casa en Playacar

La policía judicial continúa con la investigación y girará oficios de colaboración con procuradurías de otros estados para ofrecer información con respecto a los detenidos.

Compartir