Por Edmundo Hernández.
Mérida, Yucatán. 6 de Agosto del 2013.

Durante la entrega de certificaciones a 44 nuevos conciliadores institucionales, el Gobernador Rolando Zapata Bello resaltó el trabajo que se realiza en Yucatán en materia de justicia restaurativa y mediación reparatoria, y aseguró que los beneficios de este sistema continuarán extendiéndose a toda la región a través de nuevos espacios que permitan fortalecer los mecanismos alternativos de conciliación.

“Estamos haciendo una gran apuesta por la mediación y mecanismos alternativos de solución de controversias. Por ello en próximos días pondremos en funcionamiento Unidades de Mediación en las colonias Fidel Velázquez y Cordemex, además de Progreso y Tizimín”, adelantó.

En ceremonia celebrada en el Salón de la Historia de la sede del Ejecutivo estatal, el mandatario, junto con la fiscal General del Estado, Celia María Rivas Rodríguez, entregó los documentos que avalan la preparación de los nuevos profesionistas especializados, quienes promoverán el acercamiento y arreglo entre las partes, sin necesidad de llegar a un juicio.

Ante el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Marcos Celis Quintal, el titular del Poder Ejecutivo subrayó que con este esquema se busca dar mayor celeridad a los procesos, un menor costo para las partes involucradas, un desahogo en la carga de trabajo judicial y una regionalización de los servicios.

En esta oportunidad, el presidente del Instituto de Mediación de México S.C., Jorge Pesqueira Leal, destacó el trabajo emprendido por autoridades estatales en el fortalecimiento de los mecanismos alternativos de conciliación, los cuales son el cimiento, indicó, de una sociedad democrática.

En su mensaje, Rivas Rodríguez detalló que en los mediadores recaerá el éxito del nuevo Sistema de Justicia Penal y Acusatorio, cuya eficacia se evidencia a través de dichas Unidades de Mediación, que están próximas a incrementarse.

En presencia de magistrados y legisladores, Rivas Rodríguez puntualizó que con la Unidad de Mediación de la Fiscalía General -una de las pocas existentes en una sede estatal de procuración de justicia- se ha contribuido al desahogo de las cargas del trabajo del Ministerio Público, tras promover el arreglo entre las personas.

A nombre de los mediadores certificados, Danna García Riegos se comprometió a impulsar la paz y la concordia a través de este mecanismo, para así garantizar el éxito del nuevo Sistema de Justicia Penal y Acusatorio.

Compartir