POR SUSANA PÉREZ
CANCÚN

En un verdadero mercado se convirtió la Sexagésima Octava Sesión Ordinaria de Cabildo en donde los regidores, Víctor Viveros y Raúl Arjona se insultaron y se llamaron cínicos, luego de que el segundo implicara a la familia del priista en el tema de las grúas.

Luego de haber aprobado el reglamento de alcaldías y delegaciones, en el tema de asuntos generales, el primero en tomar la palabra fue el priista, Víctor Viveros quien le preguntó a Raúl Arjona si él había declaro a los medios de comunicación si había declarado que sus familiares estaban implicados en el tema de las grúas.

A lo que Raúl Arjona le contestó con gritos de que no, pero le aclaró que los regidores que no han querido que se pase el tema de las grúas son los que aprobaron el incremento a las tarifas de transporte, los mismos que le aprobaron la cuenta de Greg (Gregorio Sánchez) y que endeudaron al municipio con la reestructura de la deuda, sin embargo, el regidor priista le aclaró que él aprobó la cuenta pública del 2010, con lo que también está aprobando el endeudamiento del ayuntamiento.

La primera regidora, Latifa Muza Simón quien fue la encargada de dirigir la sesión de cabildo llamó al orden a sus compañeros que no dejaban de gritarse y lamentó que se usara esta tribuna para gritarse y dar la nota a los medios de comunicación.

Compartir