POR ELIZABETH JIMÉNEZ CORONA
CANCÚN

Después del traslado de los once reos de alta peligrosidad del Cereso de Cancún a Chetumal y lo tenso que se registró el ambiente, finalmente los militares y policías estatales se retiraron de las inmediaciones que mantenían resguardadas en la región 99.

Hasta alrededor de las diez de la mañana los detenidos se encontraban en sus celdas, y al asomarse algunos portaban los rostros encapuchados, otros más se enrollaban en colchas y se trasladaban de edificio a edificio.

Sin embargo, la situación no paso a mayores y todo quedo bajo control alrededor del mediodía de este miércoles, cuando finalmente se retiraron las unidades de los militares, estatales y municipales, así como también permitieron la entrada de los trabajadores de los juzgados.

Compartir