POR GENER CORONA
CHETUMAL

Como muy pocas veces ocurre, la terminal aérea de esta ciudad lució abarrotada, pero en esta ocasión no fue por pasajeros, sino por representantes de medios de comunicación que pretendían captar la llegada de Taily, la adolescente que se ha hecho famosa en el ámbito nacional por defender a Kalimba de la acusación que pesa en su contra por el delito de violación a una menor de edad.

Fue tal el acoso de los medios de comunicación que Taily fue sacada por el hangar de la Procuraduría General de la República a bordo de una camioneta con vidrios polarizados para evitar el acoso de los reporteros que llamaron la atención de los pasajeros tanto en la sala de espera como la de abordar del aeropuerto chetumaleño.

El fenómeno mediático en que se ha convertido el caso Kalimba tuvo su fiel reflejo en la terminal aérea chetumaleña, porque su tradicional tranquilidad fue rota por camarógrafos y fotógrafos que a base de empujones y gritos pretendían obtener la mejor imagen de la adolescente.

Hay que señalar que los abogados de Kalimba habían hasta solicitado el apoyo de elementos del ejército para escoltar a su testigo, aunque finalmente fueron elementos de la PGR quienes la ayudaron a escapar del acoso de los reporteros.

Compartir