POR JOANA MALDONADO
CHETUMAL

El 30 de marzo de este año, fue publicado en el periódico Oficial del gobierno del estado, la ley de bienestar animal. De acuerdo a los artículos transitorios, el Ejecutivo a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), debió haber emitido el reglamento a objeto de proteger a los animales del hombre.

El artículo 28, en su apartado primero ( I ) de esta ley, establece que “se consideran actos de crueldad y maltrato que deben ser sancionados conforme lo establecido en la presente ley y demás ordenamientos jurídicos aplicables, los siguientes actos realizados en perjuicio de cualquier animal, provenientes de sus propietarios, poseedores, encargados o de terceros que entren en relación con ellos. I).Causarles la muerte utilizando cualquier medio que prolongue la agonía o provoque sufrimiento”.

El plazo para que la Seduma emita el reglamento está por terminar, mientras tanto, en colonas de Chetumal cada vez se hace costumbre envenenar a perros, gatos y otros animales domésticos, según demandan los propios vecinos.

“Los vecinos de la colonia Payo Obispo quieren denunciar públicamente a un vecino de la colonia, quien periódicamente pone comida envenenada, para que la ingieran gatos y perros; ayer murieron dos gallinas y un gallo de la Sra. Maggy. Urge la aplicación de la ley de Protección y Bienestar Animal”, señala un escrito a este medio de comunicación.

Compartir