Por Edmundo Hernández.
Tizimín, Yucatán. 3 de Agosto del 2013.

Representantes de los Servicios de Salud de Yucatán, en respuesta a la alerta por la presencia de un brote de hepatitis en el estado, y a petición del gobernador Rolando Zapata Bello, arribaron al Palacio Municipal para instalar un Comité de Salud, apoyados por las autoridades municipales y líderes de la sociedad, para prevenir esta enfermedad entre la población de este municipio.

En la instalación de dicho comité tomaron protesta la alcaldesa María del Rosario Díaz Góngora; la regidora de Salud, Carmen Dzul; el secretario municipal, Amir Rodríguez Novelo; el subdirector del Programa Institucional de los SSY, Lic. Omar Eduardo Ancona Capetillo; y el representante del Instituto de Desarrollo Regional municipal, Eymer Medrano Sánchez.

Sumando esfuerzos y con la aprobación de los diferentes líderes de la sociedad, los integrantes del comité de salud se comprometieron a establecer las normas correspondientes para minimizar los riesgos que puedan exponer a la ciudadanía al padecimiento de este mal.

Para ello emitieron las siguientes recomendaciones a los comerciantes que expenden alimentos, enfocándose en especial a los ambulantes, haciendo énfasis en los estornudos “de etiqueta”, mantener los alimentos sanos, tapándolos adecuadamente, evitando exponerlos a la intemperie, que se encuentren en condiciones sanitarias óptimas para su consumo y desinfectando los ingredientes de sus productos, entre otras medidas que deberán seguir para garantizar que los productos que expenden son sanos.

En cuanto a las escuelas, hicieron énfasis en la desinfección y limpieza de los tinacos, la cloración y la potabilización del agua que contienen, así como promover el patio limpio y el lavado de manos como herramienta básica para evitar los contagios, además de que los botes de basura tengan tapas para prevenir que algún residuo en su interior pueda dar lugar a la transmisión de enfermedades, para que no representen peligro alguno.

Compartir