Por Roberto Mex.
Kantunilkín, Yucatán. 22 de Agosto del 2013.

Sigue el caótico inicio de clases en las comunidades del municipio Lázaro Cárdenas y ayer jueves en las comunidades de Solferino y Chiquilá fue donde se registraron protestas al grado de no dejar entrar a dar clases a los maestros.

En el jardín de niños “Agustín Meglar” de Chiquilá las madres de familia protestaron debido a que les quitaron una maestra afectando a los niños de todos los grados debido a la fusión de grupos.

Fidelina Cruz Argaez y Selene Canseco Pérez, representantes de las mamás, explicaron que ya se elaboró un oficio dirigido a la profesora Patty Gamboa, secretaria general de conflictos de preescolar de la sección XXV de la Secretaría Nacional de los Trabajadores de la Educación.

Agregaron que actualmente el jardín de niños cuenta con 58 niños para segundos grados y 51 para terceros, quienes toman clases en aulas de tipo rural con capacidad para 25 educandos. Dijeron que con el cambio a Leona Vicario de la maestra Ruth Zapata Bacelis, actualmente 29 niños de nuevo ingreso no tienen clases.

En el preescolar de Solferino de igual forma hay problemas porque una sola maestra atiende los tres grados, situación que tienen enojado a los padres de familia. Donde ya las cosas amenazan con salirse de control es en la escuela primaria de ese mismo poblado donde ayer jueves las madres de familia impidieron la entrada de los maestros en protesta por la falta de un docente.

Ahí acudió el supervisor de la zona escolar 011 y representante de la Secretaría de Educación en Lázaro Cárdenas, Eduardo Enrique Méndez Palma, quien dijo que la solución era que el director diera clases. Al no dar una respuesta concreta los padres de familia advirtieron que hoy viernes van a cerrar el tramo carretero de Solferino a Chiquilá para impedir el cruce de los profesores que dan clases en el puerto, esto como medida de presión para que las autoridades les hagan caso.

 

 

 

Compartir