Por Juan Ojeda

José María Morelos, Q. Roo.- No únicamente productores de la calabaza Chiua carecen de mercado para comercialización en José María Morelos, sino también campesinos que apostaron su producción en el cacahuate, reflejan un panorama adverso, pues a pesar de haber logrado una abundante cosecha del producto se mantiene estancada por la falta de adquisición masiva.

Sebastián Vela Góngora, líder productor del ejido La Carolina, indicó que se trata de cinco toneladas de cacahuate listas para la venta, aunque de no encontrar proveedores fijos, se verán obligados a sujetarse al precio “macheteado” de los coyotes que paga incluso el kilogramo en 2 ó hasta 3 pesos.

Concluyó llamando a la Sedarpe, la Sagarpa o demás dependencias agrícolas para acercarse a la zona maya, el tiempo estipulado de cosecha ha iniciado y se requieren de fuentes comercializables donde el campesino obtenga una remuneración de su trabajo y no termine siendo aplastado como suele ocurrir cuando pegan al blanco con sus cosechas.

Compartir