POR ROBERTO MEX CHIMAL
KANTUNILKÍN

A sugerencia del regidor del PAN, Joselín Ávila Correa, apoyado por unanimidad, el cabildo autorizó pedir un apoyo de cinco millones de pesos al gobierno del Estado para el pago de proveedores.

El presidente municipal, Clementino Angulo Cupul, informó que la deuda asciende a tres millones y medio de pesos pagaderos antes de que concluya la presente administración, pero a final de cuentas el cabildo acordó pedir el apoyo.

Ávila Correa, cuya esposa y alcaldesa electa, Trinidad García Arguelles, tomará las riendas de la próxima administración, consideró que es importante pedir ese apoyo porque otros municipios ya lo han hecho.

El caso fue tratado en asuntos generales de una sesión de cabildo realizada ayer con la presencia de todo el cuerpo de regidores y en la que el punto principal fue analizar una solicitud de apoyo consistente en un descuento del 50 por ciento en el pago de impuesto predial para los ejidatarios.

Pero en ocasión de que las autoridades ejidales no enviaron una solicitud sino un acuerdo de asamblea, el alcalde y los regidores aprobaron ese descuento a reserva de que los representantes de los ejidatarios modifiquen el contenido del texto del documento.

“En el marco de respeto los ejidatarios no pueden tomar un acuerdo que únicamente corresponde al cabildo, como tampoco el cabildo puede hacer lo contrario”, afirmó Angulo Cupul.

Pero además tampoco se aprobó descuento alguno en el pago de la cédula catastral, como pedían los ejidatarios, debido a que los regidores afirmaron que ninguna administración ha hecho algo así por el estilo.

De igual forma se despejaron algunas dudas en cuanto a Seguridad Pública, ya que algunos regidores afirmaron tener conocimiento de que se autorizaron 15 nuevas plazas, pero el edil aclaró que lo que se otorgó fueron altas, porque esos agentes ya estaban laborando desde hace ya varios meses, pero únicamente como auxiliares.

Compartir