Suma CR7 otro tanto a su cuenta; vence Portugal 1-0 a Marruecos

Por Staff

Empeñado en hacer suyo éste Mundial Rusia 2018, Cristiano Ronaldo quiere hacer valer su ley, la de la eficacia y la impecable llegada ante las porterías rivales. Si ante España salvó un empate agónico con un triplete, frente a Marruecos, en el estadio Luzhniki, le dio a Portugal una victoria sufrida pero imprescindible que además significa la eliminación de su rival.

Sin lugar a dudas, es el líder indiscutible de las “Quinas”, el capitán, el referente, el factor diferencial, como reconocen todos sus compañeros. Aunque al director técnico, Fernando Santos, no le gusta que se focalice tanto en el delantero del Real Madrid. Pensando en el equipo, hasta le molesta, lo ha dicho y lo deja ver.

Sin embargo, no puede negar que el delantero de Madeira es el guía y el faro de un equipo que necesita de él como el comer. Cristiano Ronaldo volvió a ser la luz que dirige sus destinos, como mejor sabe, con su infalible cita con el gol. Portugal no jugó bien una vez más, pero tiene al ‘7’, y eso, casi lo hace invencible.

Para su ego, resistió que los hinchas marroquíes coreasen reiteradas veces el nombre de Leo Messi. Quizá, hasta pudo motivarle más, para, como frente a España, inaugurar la cuenta muy pronto, esta vez al rematar de “palomita” un saque de esquina y en ello se resguardó Portugal, que a partir de ahí redobló esfuerzos para amainar el empuje de una selección de Marruecos que pese a encajar su segunda derrota dio la cara e incluso hasta rozó la sorpresa.

Pero el entrenador marroquí, Herve Renard, no tiene a un Cristiano Ronaldo. De haberlo tenido probablemente su equipo se habría llevado el encuentro. Por dominio y aproximaciones al área no quedó, pero le faltó la puntilla final, el remate a gol a los ‘leones del Atlas’, infatigables en todo momento pero inoperantes en el momento de la verdad.

La victoria para los lusos era cumplir el guión marcado tras la igualada con España, dar un paso hacia los octavos de final. La derrota para Marruecos significa entonar la despedida del torneo con dos derrotas y sin opciones de progresar.

Publicidad banner