Por Edmundo Hernández.
Calotmul, Yucatán. 22 de Julio del 2013.

Manuel Polanco Contreras Alcalde de Calotmul rebasando los límites de lo permitido por la ley, se transformó de funcionario a represor de la sociedad, y como la represión no está contemplada en la constitución mexicana, se han activado los focos rojos de los gobiernos federal y estatal porque la actitud del presidente municipal panista Manuel Polanco es un franco reto al estado de derecho.

José Guadalupe Chimal Comisario Ejidal, y Leonel Polanco miembro de la CNC quienes organizaron la gestión para la adquisición de fertilizantes para sus actividades del campo, la comisaria ejidal y la CNC realizaron estos trabajos porque el alcalde en casi un año que tiene de gobernar jamás ha apoyado al sector campesino, cuando el alcalde de Calotmul se enteró de estas gestiones mando a sus policías traficantes a detener al Leonel Polanco a quien le detuvieron también su camioneta y la carga que llevaba.

Al ser enterado de esta arbitraria detención, el comisario ejidal José Chimal acudió al palacio para ver porque había sido detenido su compañero, entonces el alcalde rebasando los límites de la cordura ordeno el secuestro y privación ilegal de la libertad del comisario, lo que originó un movimiento ciudadano para exigir la libertad de los dos detenidos, familiares y amistades informaron que realizarían un plantón, y hasta el momento de la redacción de la presente nota no habían sido liberados.

Manuel Polanco pasara a la historia como el peor alcalde de Temozón, en 2010 protegió a un asesino, en 2013 protegió a otro panista que macheteó a su mujer.

La indignación de la comunidad es un índice de lo que está por venir, y la sangre puede llegar al rio como reza el dicho popular, y están pidiendo que se active el protocolo de desafuero y se proceda a un juicio político y penal y que se forme un consejo ciudadano que sea el que gobierne el resto de lo que queda de la administración. De último reporte fuimos informados que 200 personas de Calotmul se plantaron frente al palacio municipal de Calotmul para exigir la libertad de sus familiares.

Compartir