Por Roberto Mex
Kantunilkín

Hasta este lunes aún se resentían las secuelas de una tormenta eléctrica registrada el pasado fin de semana, ya que las oficinas del municipio Lázaro Cárdenas amanecieron sin servicio de Internet y de telefonía.
A todo esto se le suma las constantes interrupciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), sobre todo en la actual temporada de lluvia que ha puesto en jaque a los vecinos a quienes se les están quemando todo tipo de aparatos electrodomésticos.
Durante un recorrido por varias dependencias del ayuntamiento los empleados comentaron que la tormenta eléctrica del pasado viernes ocasionó que se quemaron algunos aparatos para el servicio de Internet, además de que se quemó el conmutador principal dejando sin extensión telefónica a varias dependencias, entre ellas las de turismo, ecología y hasta a la de comunicación social.
Sin embargo esa situación no ha sido motivo de que se suspenda la atención a los habitantes que acuden a las oficinas en busca de algún apoyo, aunque algunas dependencias que necesariamente requieren de la tecnología para trabajar sí están pasando serias peripecias.
Y para colmo ayer, poco antes de las dos de la tarde, de nueva cuenta se dejó un sentir un fuerte aguacero que desquició las actividades cotidianas de los vecinos y provocó inundaciones en algunas calles como la cinco de febrero, esto pese a que recientemente de construyeron pozos de absorción.

Compartir