Por Jesús Vázquez

Cancún, Q. Roo.- Un mes después de que se anunció el cobro del Impuesto al Hospedaje a las casas particulares que se rentan a través de la plataforma Airbnb, el sector hotelero alza la voz y dice que el gobierno del estado está legalizando algo que es abiertamente ilegal y desleal para la hotelería tradicional.

El dirigente de los hoteleros, Carlos Gosselin, aseguró que se oponen a esta medida anunciada por el gobierno del estado, pues la consideran insuficiente para equilibrar la competencia desleal que representan las 15 mil casas particulares que se rentan en Quintana Roo a través de plataformas electrónicas.

Cabe recordar, que apenas el martes pasado la Secretaría de Turismo difundió información en la que consigna que el tráfico aéreo en el Aeropuerto Internacional de Cancún ha crecido 7.8% tan sólo durante el mes de septiembre, comparado con el mismo mes, pero de 2016.

Sobre este respecto, Gosselin Maurel comentó que si el tráfico de pasajeros crece, pero la ocupación se encuentra 10% abajo respecto de 2016, esto se explica porque la oferta de hospedaje a través de la plataforma Airbnb está captando gran parte de esos viajeros que llegan vía aérea en mayor volumen que el año pasado, lo cual es evidente que está afectando a la hotelería tradicional establecida en Quintana Roo.

Antecedente

A partir del 1 de octubre de este año, Airbnb comenzó a recaudar el impuesto al hospedaje como parte del convenio impositivo que firmó el 21 de agosto con el Gobierno de Quintana Roo.

La administración de Carlos Joaquín González tomó como base el esquema tributario que el gobierno de la Ciudad de México ya aplica en la capital del país, para recaudar el 3 por ciento del impuesto al hospedaje a las miles de casas que se rentan a través de esta plataforma en la entidad.

El Gobernador del Estado aseguró que con este acuerdo, Quintana Roo se convierte en la segunda entidad en toda Latinoamérica en regular a la plataforma, después de la Ciudad de México.

Compartir