POR SANDRA RODRIGUEZ
CANCÚN

Los que no se fueron limpios esta temporada decembrina son los hoteleros ya que en total 20 turistas terminaron en la Profeco reclamando por una sobreventa en el hotel que reservaron.

Informes del delegado de la dependencia en la entidad, Víctor Manuel Sosa Santoyo, refiere que ninguna de las reclamaciones llegó a un proceso legal pues apenas recibieron la llamada de la autoridad, los hoteleros se sacaron de la manga algunas habitaciones que tenían en reserva o enviaron a sus clientes a otros hotel de igual o mejor categoría.

Por lo mientras la práctica que tan normal se hace para los hoteleros se convirtió en una pesadilla para algunos visitantes, entre éstos extranjeros que con maletas y todo, se dieron tiempo de andar averiguando donde quedaba la Profeco para manifestar su inconformidad, y eso al final habla mal del destino, tomando en cuenta que la mejor publicidad es la que se hace de boca en boca.

Compartir