Cancún, Quintana Roo, 30 de abril de 2014.

 En seguimiento a las instrucciones del presidente municipal de Benito Juárez, Paul Carrillo de Cáceres, de dar certeza a los usuarios locales y turistas acerca de los tiempos de respuesta en casos de emergencia y confirmar la efectividad de los protocolos de seguridad, se realizó un simulacro de desalojo por incendio en conocida discoteca de la zona hotelera, donde participaron diversas dependencias municipales y grupos de auxilio, coordinados por la dirección municipal de Protección Civil, acto que fue constatado por el secretario general del Ayuntamiento, José de la Peña Ruiz de Chávez.

“Cancún y Quintana Roo se caracterizan por ser lugares seguros para el turismo y desde el inicio de la presente administración 2013-2016, por instrucciones del Presidente Municipal, se han emprendido diversos operativos con el fin de salvaguardar la integridad física de los habitantes y visitantes, en coordinación con distintas dependencias de seguridad”, expresó el funcionario.

Este simulacro de desalojo en caso de incendio que se llevó a cabo este martes por la noche en la popular discoteca Coco Bongo, fue desarrollado por las brigadas internas de combate y control de incendios, evacuación, primeros auxilios, búsqueda y rescate, de la misma empresa, bajo la supervisión de la dirección municipal de Protección Civil, con su titular, Mario Castro Madera.

El ejercicio comenzó cuando la actividad nocturna en las instalaciones de este centro de diversión transcurrían con normalidad, el público asistente era ajeno al operativo, cuando a las 23:22 horas se activó la alarma contra incendio, entonces se dio aviso y de manera ordenada salieron del inmueble un total de mil 307 personas, en 4:20 minutos, tiempo que está dentro de las normas, de acuerdo con las autoridades competentes.

El director municipal de Protección Civil, Mario Castro Madera, quien estuvo acompañado también por el director jurídico del Ayuntamiento, Jorge Rodríguez Méndez, explicó que con estas acciones, que se cumplen de manera constante, se garantiza el resguardo de la integridad física y patrimonial de turistas, así como de los habitantes de la localidad, cuando asistan a este tipo de establecimientos. Anticipó que se realizará en otros sitios de diversión de la zona hotelera y centro de la ciudad.  Mencionó que al término del operativo se realiza una evaluación para determinar el grado de seguridad del establecimiento y en este caso se cumplieron las expectativas.

Cabe señalar que en este hecho participaron 221 personas de áreas como Protección Civil, Tránsito Municipal, Bomberos, Policía Preventiva y Turística, así como elementos de la Cruz Roja Mexicana y una empresa privada de rescate y auxilio.

Compartir