Por Ángel Villegas
Deportes

A propósito del juego de la Selección Mexicana, en Cancún, por ejemplo, las calles lucieron semivacías, como si fuera un domingo.
La expectación que despertó el inicio del Mundial, sin duda, provocó que los cancunenses se olvidaran de su acostumbrada rutina, con tal de darse un tiempo para disfrutar de la Copa del Mundo, y por supuesto, apoyar al Tricolor.
En restaurantes y bares de la avenida Yaxchilán la actividad inició muy temprano, todos desde luego, adornados con banderas, sombreros y trompetas, mientras que los meseros lucieron su tradicional playera verde.
En lo que coincidieron los aficionados cancunenses fue en que el empate del Tricolor ante Sudáfrica no le beneficia mucho, si tomamos en cuenta que el próximo rival será Francia.
“Para mí, fue malo el resultado porque obviamente los equipos que nos tocan en los próximos partidos son superiores a México. Ni hablar no se pudo”, señaló.

Compartir