POR ROBERTO MEX CHIMAL
KANTUNILKÍN

A partir de la próxima semana en las escuelas primarias de la cabecera del municipio Lázaro Cárdenas ya no se permitirá la venta de la llamada comida chatarra, de tal manera que serán las madres de familia que lleven los desayunos a los estudiantes.

En reuniones que se realizan para dar a conocer las calificaciones del último bimestre, los profesores aprovecharon informar a los padres de familia que a partir del viernes será el último día que las llamadas venteras ofrecerán sus servicios al interior de los planteles.

Zenaida Trujillo Pech, maestra del tercer grado grupo “A” de la escuela primaria “Lázaro Cárdenas”, afirmó que la medida es para acatar las disposiciones de las autoridades educativas respecto a la ley para frenar el sobrepeso.

Los profesores sugirieron a los padres tampoco caer en el desgano y llevar a los hijos desayunos consistentes en comidas chatarras, pero hasta la fecha tampoco se ha dado a conocer una lista oficial de productos que podrán consumir los educandos.

Hay opiniones encontradas con el asunto debido a que las autoridades educativas anunciaron que las madres llevarán durante una semana el desayuno porque posteriormente se buscarán activar las cooperativas escolares.

Mientras a partir del lunes siete de este mes comenzará a aplicarse la nueva disposición, los maestros de educación física iniciaron desde esta semana a cambiar la rutina de los ejercicios aplicando el programa de activación física implementada en toda la República Mexicana.

A la par con esas medidas, los maestros anunciaron que de igual forma a partir de la próxima semana se aplicará una serie de revisiones a todos los educandos para vigilar que vayan bien aseados, es decir con las uñas cortas, bien peinados, ropa limpia y hasta se les inspeccionará el cabello para prevenir brotes de piojos.

Compartir