Mérida, Yuc.- Yucatán cuenta con los suficientes atractivos turísticos para ser considerada un sitio multidestino, pues ofrece una gran variedad de ofertas que van desde los destinos de playa, ciudades coloniales, sitios arqueológicos y hasta los llamados destinos de aventura, informó el secretario de Turismo, Saúl Ancona Salazar.

En entrevista, explicó que una de las principales fortalezas turísticas de la entidad es, precisamente, el hecho de que cuenta con varias ofertas para los turistas nacionales y extranjeros que buscan, precisamente, variedad al tomar una decisión de viaje.

Indicó que, sin duda, uno de los destinos más emblemáticos e imperdibles para los visitantes es la zona arqueológica de Chichén Itzá, que es actualmente la ciudad maya más famosa del mundo, debido a que es considerada una de las nuevas maravillas del mundo moderno.

El sitio está ubicado a unos 120 kilómetros de la capital yucateca, recibe más de un millón de turistas cada año, lo que la convierte en la segunda zona arqueológica más visitada de México y actualmente ofrece el espectáculo nocturno “Noches de Kukulcán”, el cual se desarrolla con la tecnología más innovadora en iluminación y sonido.

Dentro de ese rubro, otro sitio imperdible es Uxmal, que también es una antigua ciudad maya localizada en el municipio de Santa Elena, a 62 kilómetros al sur de la capital yucateca en la llamada zona Puuc y es la ciudad más representativa de este estilo arquitectónico.

La llamada “Pirámide del Adivino” es el mayor monumento de la ciudad. Tiene una altura de 35 metros y una anchura de 53,5 metros. Consta de cinco estructuras diferenciadas y de diferentes épocas, cada una de ellas tiene su propio.

Para los que gustan del turismo de aventura, pueden visitar las Grutas de Lol-Tún (flor de piedra), localizadas a 110 kilómetros al suroeste de Mérida en la región Puuc; son de las más grandes de la península de Yucatán y las que más se han estudiado.

En ellas se han encontrado evidencias de asentamientos humanos de hasta siete mil años de antigüedad. Se han encontrado osamentas de mamut, bisonte, felino y venado; recientemente se le colocó un nuevo sistema de iluminación y seguridad para sus visitantes.

Aunque se le considera un destino de playa, la Reserva de la Biosfera de Celestún también entra dentro de la oferta de turismo de aventura, pues el lugar ofrece excursiones en lancha para visitar las zonas que dan refugio y sustento a coloridas colonias de flamencos, además de que se puede practicar la pesca y visitar el llamado “bosque petrificado”.

Para los que buscan una opción más cultural, Yucatán ofrece, entre otros puntos, las ciudades coloniales de Valladolid e Izamal, ambas consideradas como Pueblos Mágicos.

Valladolid fue fundada en 1543 por Francisco de Montejo y actualmente es la segunda ciudad más importante después de Mérida y en materia de turismo es de los puntos geográficos más importantes, debido a la cercanía que tiene con zonas arqueológicas como Chichén Itzá y Ek Balam, además de tener sus propios atractivos turísticos.

Conocida también como “La Perla de Occidente“, su mayor belleza radica en edificios y casas coloniales, sus parques, barrios e iglesias que abundan a lo largo y ancho de todo el mapa. Pero no sólo eso, también cuenta con atractivos naturales como el cenote Zaci, el Dzinup o el Samula.

En caso de Izamal, también considerada como Pueblo Mágico, la ciudad de ubica a unos 60 kilómetros al oriente de la capital y a esta ciudad colonial también se le conoce como “la ciudad de las tres culturas“, pues en ella se combinan rasgos de su pasado prehispánico, del periodo colonial y de la época actual.

En 1993, Izamal recibió la visita del papa Juan Pablo II, quien ofició una memorable misa en el gran atrio que antecede al templo de la Purísima Concepción y el ex Convento de San Antonio de Padua y de hecho existe un museo relativo a la vista, por lo que además es un sitio con grandes a tractivos para quienes gustan del arte sacro.

Otro atractivo imperdible es la Reserva Ecológica de “El Corchito”, en especial para quienes gustan del llamado ecoturismo, además de que recientemente el gobierno yucateco instaló un nuevo parador turístico en ese sitio ubicado muy cerca del puerto de Progreso, que también es uno de los principales destinos de playa locales.

Ese sitio está a unos 36 kilómetros de Mérida, a tan sólo 200 metros de la entrada a Progreso sobre la carretera que va hacia el puerto de Chicxulub. La reserva Ecológica es administrada por una cooperativa de pescadores que con el paso del tiempo han logrado crear un lugar de descanso y convivencia.

Para ingresar a esta reserva debes tomar una lanchita en el embarcadero que te cruzara a través de manglares que en su interior resguardan el lugar y al desembarcar se puede vivir una experiencia única con la naturaleza

Cuenta con tres cenotes y dos ojos de agua, el primero es el cenote Helechos de aguas cristalinas y poco profundas, ideales para niños pequeños; el segundo es el “Cenote Venado” es un poco más profundo, y el tercero fue bautizado como “Pájaros” es el más grande de los tres.

Y hablando de cenotes, otro sitio imperdible y de reciente incorporación a la oferta turística de la entidad es el parador turístico de X’Tojil, que ofrece un recorrido de dos y media a tres horas por cuatro cenotes recién abiertos y acondicionados para el público.

El parador está en el kilómetro 12.5 de la vía Acanceh-Cuzamá y, al llegar, debe abordar un bicitaxi que lo llevara hasta la hacienda henequenera de Chunkanán; en este punto es necesario abordar un “truck”, que es un rudimentario vagón de tren tirado por un caballo, el cual tenía la función de trasladar el henequén.

Los “trucks” trasladan al visitante a distintos cenotes, el recorrido es de aproximadamente ocho kilómetros, en caminos llenos de maleza que dan la sensación de una aventura y que le brindará también observar diferentes especies de aves y animales de la región.

Otra opción similar es la llamada “Ruta de los Siete Cenotes”, que tiene lugar en el corazón de una reserva privada de más de 250 hectáreas, localizada a 80 minutos de la ciudad de Mérida, que ofrece a los visitantes la oportunidad de descubrir las maravillas naturales del mundo maya, mientras aprenden sobre la riqueza de esta antigua cultura.

Finalmente y quizá la llamada “joya del turismo” es la propia capital yucateca, que contiene importantes atractivos imperdibles como su propio Centro Histórico y su circuito de barrios populares que albergan edificios como la Capital Metropolitana de San Idelfonso, la primera levantada en América Latina y la más antigua de todo México.

Otros atractivos icónicos de la ciudad de Mérida son el Museo Palacio Cantón, ubicado en el popular Paseo de Montejo, el recién remodelado Monumento a la Patria, y el recién incorporado Gran Museo del Mundo Maya, entre otros puntos de interés.

Compartir